PISOS LAMINADOS

Limpiar un piso laminado es sencillo, pero debes tener en cuenta cómo hacerlo y qué productos evitar. Los expertos de ideark, comparten algunas recomendaciones para conservar su buen estado.

Ambos especialistas comentan que el mantenimiento debe ser diario . El aseo consiste en pasar un trapo de microfibra seco para atrapar el polvo y luego frotar el piso con un paño húmedo para terminar de retirar la suciedad. También puedes aplicar productos especiales para este tipo de material ( se venden en supermercados y ferreterías), pero deben estar libres de aceites o de cera, pues opacan su brillo y favorecen la acumulación de humedad.

Otra recomendación es que ante cualquier derrame de agua, vino, café, o esmalte de uñas, limpies la zona afectada inmediatamente, de lo contrario quedará manchada. Para solucionar el problema puedes trapear con una solución de ¼ de taza de vinagre y 800 ml de agua.

Coloca tapetes atrapa polvos en la entrada de la casa para evitar que la tierra ensucie o raye el piso. Asimismo, adhiere fieltros en las patas de los muebles y  evita arrastrarlos o empujarlos, es mejor cargarlos pues la idea es que no se arañe el piso laminado.