Pausas Activas en La Oficina

pausas activas en la oficina

Pausas Activas en La Oficina

 

Pausas activas en la oficinaLas pausas activas son aquellos espacios de descansos que dejamos durante la jornada laboral. Con ellos, recuperas una cantidad de energía que te mantiene activo al momento de reanudar las actividades. Generalmente une al equipo de trabajo.

 

pausa activa ejercicios Pausas Activas en La Oficina Pausas Activas en La Oficina pausa activa ejercicios

 

No solo eso, sino que además se ha comprobado que se mejora el rendimiento en las labores, puesto que si te paras unos minutos de tu puesto de trabajo y automáticamente piensas en otras cosas, capaz la tensión que puedas tener la ves de otra manera y seguramente buscarás una mejor solución al problema.

 

pausas activas en la oficina Pausas Activas en La Oficina Pausas Activas en La Oficina pausa activa cuerpo

Pero la otra razón (y muy importante), es que se realizan para la prevención de lesiones musculo esqueléticas y reduce de manera inmediata el estrés. Es muy normal que una persona que pasa en su trabajo unas 8 horas tenga alguna situación que le cause estrés, bien sea por cosas vinculadas a su labor, o que respondan a situaciones personales.

Y por último nombramos a las enfermedades ocupacionales como el síndrome del túnel carpiano, o la tendinitis, que son lesiones que atacan a las articulaciones que más se usan en una oficina.

Se recomienda hacer pausas activas por lo menos tres veces durante la jornada laboral. Cada 30 a 60 minutos puede hacerse una pausa activa; sin embargo, si te sientes agotado por la cantidad de trabajo o tensión acumulada, es preferible que la comiences de una vez para luego continuar.

 

pausa activa oficina Pausas Activas en La Oficina Pausas Activas en La Oficina pausa activa oficina

Tips

  1. La respiración es muy importante. Un ejercicio bastante conocido, sencillo y bueno es inspirar profundamente y exhalar desde el estómago unas diez repeticiones.
  2. Mantén la cabeza hacia atrás por unos treinta segundos, eso estirará tu cuello.
  3. Ocupa treinta segundos más para cada lado de la cabeza; mantenla hacia un lado, y luego hacia el otro por el mismo tiempo.
  4. Dobla el tronco hacia uno de los lados, y trata de tocar con tu mano la rodilla. Repite este paso por treinta segundos en cada lado.
  5. Dobla el tronco hacia adelante; la idea es que toques tu pie con los dedos de las manos por treinta segundos también.
  6. Puedes subir y bajar unas escaleras; es un buen ejercicio para todo el cuerpo (principalmente la circulación)
  7. Enciende la música y ponte a bailar, escuchando la que prefieras y procurando que tus compañeros disfruten también. Si no llegas a un acuerdo con ellos, puede optar por usar unos audífonos ¡Y a olvidar el estrés! (Pausas activas en la oficina).

 

Pausas activas en la oficina